facebook_pixel
Cosmética convencional, natural, ecológica y sostenible, tipos de cosméticos

Cosmética convencional, natural, ecológica y sostenible: ¿son todas iguales?

Cuando hablamos de cosmética, nos referimos a la ciencia que estudia la acción y los efectos de los productos cosméticos. Y cuando lo hacemos de estos últimos, es sobre cremas, jabones, maquillaje, polvos, mascarillas, perfumes, desodorantes… así hasta una gran gama de variedades.

No obstante, y a medida que pasa el tiempo, esta disciplina ha avanzado tanto que han surgido nuevas corrientes dentro de ella. Por eso, hoy veremos cuáles son las características de la cosmética convencional, la natural, la ecológica y la sostenible, además de las diferencias que existen entre ellas.

Cosmética convencional

Dentro de la cosmética convencional se engloban aquellos que contienen ingredientes sintéticos como parafina, derivados el petróleo, conservantes y colorantes, aceites minerales…

Ciertamente, se trata de productos más sencillos de producir en cadena que, además, se adquieren fácilmente en tiendas y supermercados, sin tener que recurrir a lugares específicos para su compra. Esto explica su gran acogida entre el público general.

Otro motivo por el que se produce un consumo masivo es su valor. Dado que las materias primas son, por lo general, menos costosas, el precio de venta se reduce considerablemente.

Cosmética natural

Entendemos la cosmética natural como aquella que incluye principios activos que provienen de plantas, flores y minerales que respetan tanto el organismo como el medio ambiente. En resumen, y tal y como su propio nombre indica: elementos que están presentes en la naturaleza.

De hecho, uno de los motivos por los que precisamente surgió esta corriente es por la problemática que conlleva la cosmética convencional para ciertos consumidores, además de la creciente concienciación ecológica, que aboga por la supresión de químicos.

Cosmética ecológica

Esta tercera variante reduce o suprime el uso de aditivos y los compuestos que utiliza surgen de la agricultura o ganadería ecológicas, originando el nombre de cosmética ecológica.

De este modo, va un paso más allá que la anterior: no solo ha sido elaborada a partir de ingredientes de origen natural, sino que está en línea con la política de producción ecológica de la Unión Europea.

Así, y como ya habrás deducido, la cosmética natural no siempre es ecológica, aunque partan de bases similares.

Cosmética sostenible

La cosmética sostenible es aquella que, además de ser de procedencia natural, está certificada por no contener ingredientes químicos o conservantes que puedan ser dañinos para el cuerpo y el cuidado de las personas que la aplican.

Y ahora que te hemos acercado las principales tipologías de cosmética, sus características y en qué se diferencian, queríamos contarte que todo esto se encuentra ampliado en el Máster en Dermocosmética. Esta formación, 100% online, aporta conocimientos avanzados sobre el sector y tiene un carácter eminentemente profesionalizar que te prepara para adoptar las competencias necesarias para desarrollar tu trabajo.  

Compartir

Solicitar
Información

Completando el formulario y haciendo clic en "enviar" usted consiente que NAXER ACADEMY S.L, como responsable, trate sus datos personales para resolver su consulta o solicitud de información por cualquier medio. Puede acceder a más información y conocer sus derechos en nuestra Política de Privacidad.
Abrir Chat
Tienes alguna pregunta? Hablemos
Hola, bienvenido a Naxer. En qué podemos ayudarte?