facebook_pixel
creación de aplicaciones móviles, crear aplicaciones móviles, diseñar aplicaciones móviles, diseñar app móvil, diseñar apps móviles

¿Cómo diseñar una API rompedora?

¿Quieres aprender a diseñar una API rompedora? En este post, te daremos todas las claves para que lo hagas sin problemas.

También te puede interesar: ¿Cómo crear aplicaciones móviles?

Las páginas web y aplicaciones que visitas con tu smartphone así como con tu ordenador se conectan y comunican gracias a las APIs.

Lo cierto es que están en todas partes, sin embargo ¿qué son? ¿por qué son tan importantes si tienes un negocio online? Y lo más importante: ¿cómo se diseñan?

Hoy en Naxer te explicamos todo lo que tienes que conocer para diseñar una API.

¿Nos acompañas?

¿Qué es una API?

API significa Application Programming Interface

Estas también se conocen de forma común como API RESTful. En este caso, REST significa Representational State Transfer. 

Una API o API Rest es una interfaz que tiene el objetivo de modificar el estado de un servidor. 

Es decir, se trata de poder modificar la información o datos que guarda dicho servidor.

La conectividad que aportan las APIs a una aplicación genera que los servicios así como los productos estén siempre en comunicación, generando que la manera de desarrollar las aplicaciones sea más sencilla, rápida y económica.

Al usar una aplicación, en algún momento se realiza una petición a HTTP para acceder al servidor que tiene los datos. 

Los usuarios de la aplicación tienen la capacidad de poder crear, borrar y modificar datos de dicha app y, en ese momento, es cuando es necesario acceder a la base de datos del servidor.

Términos que tienes que conocer antes de crear y diseñar una API

Existen una serie de términos que debes conocer antes de comenzar a crear tu API en cuanto a HTTP:

  • GET: recupera información de los datos, es decir, recupera un recurso. El mensaje pide los datos del recurso que se solicita.
  • POST: crea nuevos recursos, aunque también es apto para dar pie a algunas operaciones que no crean recursos.
  • PUT: crea o sustituye un recurso en la base de datos. Se crea un mensaje el cual indica que se va a crear o modificar algo.
  • PATCH: actualiza un recurso, aunque sea de manera parcial. El mensaje de la solicitud se encarga de especificar cuáles son los cambios aplicados.
  • DELETE: quita el recurso de la base de datos.

Estos términos son dados por HTTP y aportan un significado semántico a la solicitud del usuario.

Pasos para diseñar una API

A continuación te indicaremos algunos pasos que tienes que seguir para diseñar una API y que no genere errores.

En concreto, te explicaremos cómo crear una API REST usando archivos JSON que son los que se encargarán de las bases de datos.

Recuerda antes de nada que todas las modificaciones o datos se tienen que introducir en las hojas de texto de JSON porque esta es la manera de que siempre permanezcan ahí aunque pase el tiempo.

  1. Descarga json-server

Tienes que descargar e instalar este paquete para comenzar a crear una API.

  1. Crea un archivo API con los datos JSON

Tienes que crear un archivo JSON en tu ordenador. Esto va a servir para comenzar a crear tu API.

  1. Arranca el servidor del API fake

Es el último paso para tener tu API lista. Puedes acceder a esta desde el propio servidor que emplees.

En este momento aparece un mensaje explicando cómo se puede acceder a la base de datos.

Otros aspectos a los que prestar atención

Cuando ya sepas cómo crear una API, seguro que querrás saber cómo crearla evitando errores típicos que retrasan tu tiempo.

A continuación, te damos unas claves para que decidas de primera mano qué es lo que quieres y evites dichos errores:

1. Pública o privada

Esta decisión suele depender del grado de crecimiento potencial que se espere de una empresa.

Como bien indica su nombre, una API privada es aquella que solo pueden manejar o editar personas de la propia empresa y que ayudan a dicho personal a crecer.

Por otra parte, las APIs públicas son las que permiten que otras personas accedan a una base de datos.

Por ejemplo, una API privada será la de los usuarios de una empresa en concreto, en la que tendrán datos laborales sobre su día a día y otros recursos.

Una API pública es aquella que tiene un negocio y permite a sus compradores registrarse.

2. El estilo o diseño que se busca

  • REST: un tipo de diseño que permite crear y modificar distintas interfaces. Es lo que se suele emplear en una API pública.
  • Servicio web: se basa en operaciones que describen servicios web con el fin de explicar las interfaces.

3. Mantenla simple

Cuanto más simple sea la API para un producto mucho mejor para evitar errores. 

Así, te aconsejamos que, al crear una API de productos, escribas la primera API de un producto genérico y la segunda sobre uno en concreto, específico.

4. Emplea sustantivos

A la hora de implementar una API pon siempre sustantivos en la URL y evita los verbos porque son susceptibles a que den error.

5. Plurales

Cuando decidas crear los productos y sus categorías hazlo con palabras en plural porque permitirán de una manera simple comprender que se trata de un conjunto, no de un único producto.

También puedes añadir la palabra all para dar a entender que estás metiendo todo en la URL de base.

6. Los mejores códigos HTTP

Aunque hay programadores terminan usando muy pocos códigos HTTP, lo cierto es que existen muchos que debes conocer y usar para que los resultados sean óptimos.

Algunos son los conocidos como 200 OK, 404 NOT FOUND, 201 CREATED o 202 ACCEPTED entre otros.

¿Por qué es tan necesario tener una API?

Si tienes un negocio web o simplemente una página más o menos potente, es conveniente crear APIs que consigan centralizar la información.

Por otra parte, consigue aportar beneficios económicos a la empresa, ya que la experiencia de usuario va a ser positiva y ello se transformará en ganancias.

La experiencia es mejor, puesto que las APIs aseguran que la información sensible como el código de software de una web no va a ser compartida.

Las empresas más potentes siempre crean sus APIs desde cero, ya que se trata del mejor método para que el resultado sea óptimo y personalizado.

Para ello, hace falta contar con un desarrollador web que posea conocimientos de front end

Al fin y al cabo, las APIs son una buena opción para desarrollar un front end si no quieres perder mucho tiempo desarrollando el back end.

No obstante, si quieres aprender más y convertirte en un crack, no hay nada como apuntarse a uno de nuestros cursos.

¿Te animas a dar el salto definitivo?

Compartir

Solicitar
Información

Completando el formulario y haciendo clic en "enviar" usted consiente que NAXER ACADEMY S.L, como responsable, trate sus datos personales para resolver su consulta o solicitud de información por cualquier medio. Puede acceder a más información y conocer sus derechos en nuestra Política de Privacidad.
Abrir Chat
Tienes alguna pregunta? Hablemos
Hola, bienvenido a Naxer. En qué podemos ayudarte?